Problemitas Técnicos

Resultado de imagen para dependencia al celular

La tecnología nos vuelve dependientes. He salido de casa hacia el trabajo, escuchando música muy confiada de que no importaba que se agotara la batería, porque cargo en mi cartera el cargador. Lo que ignoraba era que al día anterior había guardado el cargador en una mochila que llevaba ayer conmigo, y hoy se me ha olvidado meterla en mi cartera. He venido al trabajo sin el cargador de mi celular, y sin saberlo, de la manera más despreocupada he estado gastando la poca batería que tenía mi celular, escuchando música camino a mi oficina.

Ahora entré en “pánico”. Y lo pongo entre comillas porque no es exactamente pánico lo que sentí, aunque debo admitir que hay personas que realmente sí entran en pánico. Pero más que nada he sentido preocupación al darme cuenta que no cuento con cargador para darle vida a mi celular y que me rinda un poco más mientras me encuentre en la calle. Me di cuenta que no tenía cargador cuando mi celular contaba con 64% de batería. Por suerte es bastante todavía, así que opté por dejar de usarlo y ahorrarme esa batería para utilizarlo cuando realmente sea necesario durante el día mientras me encuentre en la calle.

Es entonces que me pongo a pensar, cómo la tecnología nos vuelve dependiente de ellos. Cuando era pequeña no existía nada de esto. Recuerdo que todo se manejaba por medio de teléfonos públicos en las calles. Si salías, debías estar bien claro de lo que ibas a hacer y acordar antes de salir, con quien te ibas a encontrar y a qué hora. Yo era una niña en los 90’s pero lo recuerdo con claridad. Si algo surgía de momento, para eso estaban los teléfonos públicos y llamabas a la casa.

Quizás uno se pone a ver, ahora con tanta tecnología, que definitivamente eso era algo tedioso. Pero era lo que había, y la gente vivía tranquila, feliz… sin tantas complicaciones.

Resultado de imagen para dependencia al celularGracias a los genios de las telefonías, surgieron los teléfonos inteligentes… hoy día más inteligentes que algunas personas inclusive. Gracias a estos aparatitos, que han cambiado de tamaño y formas con el paso de los años, la gente se puede comunicar estando en la calle. Una emergencia, algo de último momento, un cambio de planes; lo que sea con un celular a manos, te saca de apuros. Y qué decir que ahora estos aparatitos son una computadora andante. Tienes tu vida ahí metida, prácticamente… o al menos para muchas personas es así. Si se les pierde el celular o se les muere, ellos se vuelven locos. Y es que no puedes vivir sin ellos porque es tu medio de comunicación. Se te puede quedar el reloj en casa, puedes olvidarte de ponerte el desodorante, pero no se te puede olvidar el celular en casa… cómo sobrevives.

Así parecen ser las cosas hoy día, y así de igual manera con muchas otras tecnologías, que si bien han llegado para sacarnos de apuros, también han convertido a las personas en una especie de robots completamente dependientes de una máquina.

Llevaba días sin escribir… muchísimos días. Quizás la inspiración se me había escapado a algún lugar. Pero gracias a que he olvidado en casa el cargador de mi celular, me ha permitido escribir unas cuantas líneas sobre esto. Es curioso como algo tan simple causa imaginación. ¿Algo bueno de haber dejado olvidado el cargador, no creen?

Ahora… espero que esos 64% de batería me rindan durante las próximas 8 horas en que estaré lejos de un cargador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s