La muerte de un artista

Resultado de imagen de chester bennington y chris cornell

La muerte de un artista muy querido, puede causar desconcierto, impacto, un cierto vacío porque no se le escuchará más cantar. Más aun cuando su muerte haya sido producida por un suicidio.

Hemos visto artistas, llámese actores, cantantes; que han muerto de manera accidental por una sobredosis de medicamentos, como ha sido el caso de Heath Ledger, que nos dejó como legado su impresionante participación del Guasón en El Caballero de la Noche. Si bien le dieron su premio Oscar póstumo, creo que aun estando con vida se lo hubiese llevado porque su interpretación fue impresionante. También vemos el caso de Michael Jackson, un ícono insuperable en su estilo de música, inspiración de muchos artistas hoy día y hasta el sol de hoy se siguen vendiendo sus discos. Al morir, una gran tristeza se esparció por el mundo. La noticia corrió como pólvora en todos los países y sus fanáticos se acercaron al hospital y a su vivienda a cantar sus canciones, bailar y rendirle homenaje, entre lágrimas, a quien fuera el Rey del Pop. Y como él, muchos otros artistas que han fallecido de manera accidental por sobredosis de medicamentos. Pero… habrá sido realmente “accidental” la sobredosis?

Ahora bien, están estos artistas que se han suicidado. Su vida llena de conflictos los llevan a caer en dependencias con sustancias ilícitas, a caer en la depresión, y si bien se refugian en la música, desarrollan un talento grandísimo, llevando su música a muchas generaciones y marcando épocas en muchas personas, que hoy día son adultos pero que durante su adolescencia, vivían los días escuchándolos, sintiéndose identificados algunos, y otros simplemente disfrutando del género musical.

En 2 meses hemos perdido a 2 grandes del género rock, que marcaron una generación de adolescentes rebeldes y hoy día somos adultos exitosos. Su estilo de música, su letra y sus voces fueron impresionante.

Da una pena cuando una voz se apaga de esta manera, porque sabes que aquella banda tan buena que solías escuchar, ya no será igual. No sabes si dejará de existir o no, pero como sea el caso, reemplazar a un vocalista es casi imposible, plus si han sido unos íconos. No volverán a ser los de antes.

Despedimos ayer 20 de julio de 2017 al gran Chester Bennington de Linkin Park, día en que cumpliría 53 años de edad el gran Chris Cornell de Soundgarden, Audioslave y Temple of the Dog; mismo que nos tocó despedir hace 2 meses por la misma causa (suicidio). Chester sufrió mucho la muerte de su amigo Chris Cornell, le dedicó una significativa carta y cantó Aleluya de Leonard Cohen en su funeral. Ambos fueron muy grandes amigos y acabó igual que él, el día de su cumpleaños. Ironías de la vida.

Larga vida al rock!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s