Rutina Asesina

Despertar todos los días, de la casa al trabajo, del trabajo a la casa. Despertar a las 4:40am y regresar a las 8:00pm, para que en media hora con suerte quedarme dormida, y al día siguiente, repetir la rutina.

A veces la vida se convierte en una noria asesina… una secuencia de sucesos repetibles, un deja vu diario e inevitable.

Imagen relacionada

En qué momento te conviertes en una especie de zombie? En qué momento dejaste de disfrutar las pequeñas cosas de la vida?

El tráfico pesado se apodera de tus mañanas y de tus tardes. No quieres desviarte a ninguna parte porque lo único que quieres es dormir. Y al llegar el fin de semana, deseas hacer muchas cosas pero tu cuerpo pide cama.

Añoras que sean vacaciones para disfrutar un poco los placeres de la vida: viajar, dormir, desestresarse, dibujar, pintar, tomar fotografías, ser tú. Pero, por qué esperar a vacaciones para ser tú?

Sí, ser tú. La rutina del trabajo a veces no permite que seas tú.

Sentada en mi cubículo, que se convierte en mi spot diario… un spot que detesto; observo a la ventana que tengo de frente y qué veo… la copa de un árbol, un poco de llovizna, el mar a lo lejos y un pequeño barco. Oh si, quisiera estar allá… navegando y olvidándome del resto. Es eso posible?

Quizá algún día haga lo que dice aquella canción:

“Me escapé de la rutina para pilotear mi nave, porque el cubo en el que vivía se convirtió en paisaje.”

En una ocasión lo hice… oh, que sensación de libertad!

No me mates rutina… no me mates.

Resultado de imagen de libertad imagenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s