Ese instante de felicidad

Recuerdo cuando en secundaria me daba flojera leer un libro. Fue después de esa etapa de colegio que le agarré gusto a la lectura; quizás porque ya se trataba de libros que eran escogidos por mí, porque me gustó lo que dice la contraportada, porque me llamó la atención un título, o por lo que fuera. Ya no se trata de un libro impuesto para sacar una calificación, mucho menos un libro sobre un tema en particular.

Soy de las personas que le gusta mucho leer novelas con historia, con una trama, con personajes, con detalles de lugares… lugares que existen en la vida real, detalles estos que hacen que la imaginación vuele mucho más. Me hace buscar en internet algún nombre de un lugar mencionado, un paisaje, un hotel, un restaurante, un platillo… y me voy haciendo una imagen en mi cabeza de lo que se va desarrollando e incluso la imaginación vuela mucho más.

Es lo emocionante de los libros.

He leído muchos, pero en esta ocasión recomiendo para aquellos amantes a la literatura, la obra de Federico Moccia “Ese Instante de Felicidad”.

Federico Moccia, un escritor italiano, autor de títulos muy conocidos y que inclusive han sido llevados al cine.

En esta vuelta, un día cualquiera me encuentro en un supermercado en la sección de libros (sí, este supermercado es genial y tiene una breve sección de literatura) y leí el título… “Ese Instante de Felicidad”. El sólo nombre me hizo acercarme a leer su contraparte, lo que me atrapó.

La historia encierra la vida de Niccoló, quien ha pasado por un momento difícil en su vida: la muerte de su padre. Ahora le toca ser el hombre de la casa, cuidar de su madre y enfrentar los embrollos en los que se meten sus hermanas. Como si fuera poco, su novia de años lo ha dejado, sin darle un motivo aparente, simplemente le dice “Lo siento”, y así sin más se marchó. Le toca continuar con su vida en sus dos trabajos, el quiosco de periódicos familiar por las mañanas, y como agente inmobiliario por las tardes.

Un día, junto a su mejor amigo Gio, conocen a dos chicas extranjeras españolas que se encontraban de viaje por Roma (es genial, la historia se desarrolla en Italia, por lo que se imaginaran los lugares que mencionan.. me ha permitido viajar a Italia sólo con la imaginación).

Estás chicas españolas, Paula y María hacen una buena amistad con Gio y Nicco, viviendo muchas aventuras, paseos y demás… surge una atracción física entre María y Niccoló, sin embargo él sigue recordando a Alessia, y tratando de entender por qué lo botó y que habrá querido decir con “Lo siento”.

Llega el momento en que Nicco se da cuenta de que sus sentimientos hacia María son más fuertes que una simple atracción física, pero en ese momento su chica desaparece sin dejar rastro… ¿Qué hará Niccoló?

“Necesito desesperadamente un sueño, porque sin un sueño no se va a ninguna parte”.

Les invito a leer esta interesante historia. Seguro no se arrepentirán.

ese-instante-de-felicidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s