Diciembre

67124629cc027be89120824f853a747c

¡¡¡Llegó diciembre!!! Gritan muchos así en las redes sociales cuando al fin llega el último mes del año.

La llegada de diciembre significa para unos un mes de alegrías, de ilusiones y esperanzas, de agradar al prójimo; para otros representa un mes caótico. Y sí señores, es un mes caótico porque, precisamente por la idea de agradar y regalar, todo se ha vuelto comercial.

Entonces vemos esos tráficos infernales que se producen en las calles, esos mall super llenos, el caos para conseguir estacionamiento, y ni hablar del suplicio para comprar algo: largas filas para probarse una ropa, el atropello dentro de las tiendas y la interminable fila para pagar un producto.

Sí, diciembre es un caos… hay que aceptarlo.

Quizás si todo fuese más espiritual, lo que es el verdadero significado de la fecha; el hecho de compartir y disfrutar la alegría del nacimiento del Niño Jesús. Si se quiere dar un regalito, que se dé. Pero que eso no sea el punto importante para las personas.

Porque existe el caso que lo que realmente le interesa a la persona es que sea 25 para abrir los regalos: que cuántos regalos recibí, que si “fulano” me regaló, me compromete a hacer lo mismo.

El regalar algo se convierte en ocasiones, en una obligación social, más que en un interés que te nace por el cariño que sientes hacia una persona.

Particularmente soy el tipo de personas que le gusta agradar a un ser querido y procuro un detalle. No me mato buscándole regalo a medio mundo sólo porque si. Y también adoro los días previos donde toca decorar, adornar y ordenar la casa para la ocasión. Me encanta ver las luces del árbol y armar un lindo pueblito en mi nacimiento. Ahí es donde siento esa emoción por la fecha.

Hubo una ocasión en mi vida donde no se dio regalos en navidad. Independientemente de aquello, fue una navidad muy linda porque estaba la familia que es lo más importante, y estaba ese hermoso nacimiento haciéndose presente como siempre.

La navidad es eso… diciembre es eso. Al final cada quien lo celebra a su ritmo, a su gusto, con o sin caos. Pero lo más relevante de todo es eso, ver los rostros sonrientes en nuestros seres queridos, nuestras familias, nuestros hijos; sin olvidar la idea principal de la fecha: que ha nacido aquel niño que vino a salvarnos. Recordémolo en algún momento de la noche buena y del día de navidad y agradezcamos el estar bien, el tener salud, vida, hogar y comida; porque recordemos que muchos no corren con la misma suerte.

Es diciembre señores… mes del caos, mes de alegrías… y el mes de mi cumpleaños, jajaja.

A disfrutar!!!

2cb96e17c2beb958e5cc3d23acff1ddc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s