Para comenzar una historia…

Quizás un poco tarde, pero recién encontré nuevamente un escrito hecho por mi persona años atrás, 2011 para ser específicos. Y aunque lo debí publicar al inicio de mi blog, no está de más plasmarlo ahora.

“Para comenzar una historia, se debe hacer desde el principio. Y la mejor manera de comenzar es tratando de saber quien soy. Mi nombre es Wendy, bueno… Wendy Mayté en realidad. No se por qué no se usa mucho el segundo nombre. Tengo suerte que mi mamá se decidió por el nombre de Wendy, porque tengo entendido que tenía otras opciones que sinceramente no me gustan. Recuerdo a una profesora de primaria que le encantaba mi nombre. Ni sé cuanto mido, creo que rondo por el 1.70.., mis ojos son negros, aunque me dicen que en realidad es chocolate oscuro (da lo mismo sinceramente), y mi cabello, bueno.. ha sufrido metamorfosis. Comenzando por ondas y de tono amarillo, pasó a castaño claro y bien lacio, que ningún gancho me agarraba.. luego por una etapa en que ni peinada se veía bien el cabello pero luego se normalizó, pero se oscureció al punto que me preguntan a veces si me teñí. En fin, un día esta claro y al otro día oscuro… él solo se entiende.  Aun mantengo ciertos reflejos amarillos, recordándome como fui de niña.

Estamos en verano y me encanta, porque mirar hacia el cielo y verlo completamente azul sin nubes, es algo que me alegra todas las mañanas. Claro que el calor es insoportable pero eso es algo que en las noches se arregla, porque son mucho mas frescas. Las madrugadas un tanto frías.. pero es cuestión de gusto porque conozco personas que en lo que yo me muero de frío para ellos es de morirse de calor así que como dicen.. todo depende del cristal con que se mire. Me encanta disfrutar de un buen día en la playa, que aunque no confío plenamente de las olas y me priva a veces de meterme al mar, con solo escucharlo me relaja demasiado. Por otro lado, las montañas.. siempre refrescante.. deseando estar en un lugar más fresco porque a decir verdad, soy alérgica al sol muy fuerte.

El invierno ni hablar. Si el verano es caliente, el invierno es peor. Aunque de vez en cuando hace el día fresco. Me encanta sentir el olor a la tierra húmeda. Pasar por el Metropolitano luego de una lluvia es algo increíble. El olor a selva tropical lluvioso es rico. Claro, nunca faltan esas tormentas que asustan y lo primero que me pone a pensar es si el techo esta reforzado. Peor es con las inundaciones. Me pongo a pensar en las pobres familias que sufren cada año con las inundaciones. Al final pienso que es algo inevitable porque nosotros mismos lo provocamos con el daño que le hacemos al ambiente, cada año las temporadas son mas fuertes. Sin contar además con la contaminación que le hacemos a los ríos, las alcantarillas tapadas.. que más se puede esperar.

No puedo hablar de otras estaciones porque solo contamos con esas 2… aunque tenemos árboles que florecen ciertos meses, recordando que se acerca la primavera en algún otro lugar. Me encanta ver los arboles llenos de flores, mejor aun cuando estos caen y el suelo parece una alfombra.

No tomo, y si lo hago es con moderación. No me gusta sentir esa sensación de que todo me da vuelta, sino compartir mientras disfruto un traguito. Nada del otro mundo. Claro, siempre hay una vez en que las copas se pasan. Pero luego de esa vez, no más. Muy a mi pesar, me gusta comer… demasiado diría yo. Aunque casi nadie me cree, solo los que bien me conocen. El punto está en que mi metabolismo es acelerado y a pesar que coma demasiado, eso no se nota. Me encanta la pasta, es algo que no me canso de comer. Y pienso que la comida mexicana es una de las mejores. Claro, siempre y cuando no me metas bichitos en el plato.. lo demás es para chuparse los dedos.

Cuando tengo la oportunidad y me entra la inspiración, me gusta leer un buen libro. He leído de todo un poco pero Paulo Coelho encabeza la lista de lo que más leo. “A Orillas del río Piedra me senté y lloré” fue el primero que leí. Fue un regalo de cumpleaños, y el libro tiene dedicatorias de quienes me lo regalaron. Casi me lo leo en un día, de no ser que me detuve porque no quería acabarlo. Aun conservo ese libro con mucho cariño. Sus hojas están chocolates y el olor a viejo me encanta. De vez en cuando releo esas dedicatorias. También leo otros libros, algunas en inglés porque no está de más practicar otro idioma.

Me gusta mucho ver series de televisión, no hare una lista porque sería larga. Lo cierto es que últimamente se me pasa verlas. Me entretengo en otras cosas. Películas, claro.. también me gustan muchas y tampoco haré una lista de ellas. Aunque de muchas, mencionaré “Lo que el viento se llevó”. Mi favorita de todos los tiempos, que desde niña veo. Ya perdí la cuenta, pero sé que siempre me hace llorar. Un día la dieron en el canal TCM. Yo tenía años sin verla y me senté a verla sin interrupciones, de 1pm a 7pm. Si alguien me llamaba al teléfono, ni me inmutaba en contestar.

Tengo un par de canciones que serian el soundtrack de mi vida. Me gusta los temas en inglés, las baladas, algún pop, o rock… lo importante aquí es el contenido de la letra. Muchos me dicen te gusta esa canción (el ritmo es raro), yo solo digo.. presta atención a la letra. Me gusta el color negro y azul, me gustan los tulipanes, me gusta reir, me gusta soñar, me gusta pensar que algún día lograre lo que quiero, me gustan los animales. Me gusta Snoopy. Me gusta conocer gente nueva, culturas nuevas, lugares nuevos. Me gustan mis amigos. Que no se trata de cantidad, sino de calidad. Y he aprendido a tener amistades verdades. También me he llevado desilusiones. Pero quien no? Lo importante es darse cuenta como es realmente alguien y apartarse si es debido.  Aquellas grandes amistades que tengo de hace mucho, y los que conozco de hace poco y que en poco tiempo me han mostrado lo grandiosos que son… a esas personas los valoro demasiado.

No me gusta hablar de mis sentimientos. Y si lo hago es porque esa persona se ganó mi confianza. Muy pocos lo logran. Muy pocos me conocen como soy en realidad. Y no se trata de cuánto tiempo me conocen sino que tengan ese algo que inspire confianza.

La vida esta llena de sueños. Cada uno tiene sus sueños, sus ideales, sus filosofías de vida. Sus anhelos. Y esto nos llevará a nuestra historia. Yo sueño con algo y conozco los sueños de algunas amistades. Con coraje y fe todo se puede. Y puede que uno actúe por impulso. Creyendo que hace lo correcto. Con el tiempo se sabrá. Y bien o mal, cada impulso que nos hace actuar en la vida, nos sirve de lección. Nos llena de experiencias que nos hacen decir algún día “yo he vivido”. Y a quien no le guste tu forma de pensar, eso está de más. Mientras creas en ti, no importa que el resto quiera cambiarte porque según la sociedad hay que ser de tal manera.

A veces las cosas suceden y las historias comienzan. El camino puede ser largo y maltrecho, pero siempre terminas llegando a tu destino. Y pondré todo de mi parte para intentar que ese destino sea mejor.

Solo hay que tener a Dios en tu corazón. Como dice Romanos 8:31… Si Dios conmigo, quien contra mí… ¿No?”

182228_10150426389520445_5091014_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s